ASTRONÓMICA

DE SABADELL

Acceso Socios

Login

Nº de Socio
Contraseña *
Recordarme

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.

 

Para hacer que no vuelva a aparecer este mensaje, puede aceptar el uso de las cookies o bien debe configurar su navegador para que no acepte de forma predeterminada. A continuación les mostramos como hacerlo con los principales navegadores:

 internet explorer 10 logopng Google Chrome logo   Firefox-logo

Gracias por su atención.

Socios colaboradores

En esta sección mensual entrevistamos a colaboradores de la Agrupación con el fin de conocer detalles de su afición a la astronomía y de su faceta más humana. Son socios que, de forma totalmente desinteresada, colaboran y han hecho posible muchos de los éxitos de nuestra entidad.

Estos son los socios colaboradores que hemos entrevistado:

 

 
MerceGuerreroMercè Guerrero






 
 
GemmaDomenechGemma Domènech

FXavierValldeperasXavier Valldeperas 

FrancescSarabiaFrancesc Sarabia

FlorenceLibotteFlorence Libotte
 
 
RicardGaju
Ricard Gaju

GemmaDomenechRamon Jou

GemmaDomenechÀngel Massallé

ManelAladidManel Aladid 
 
 
CarlesLabordenaCarles Labordena

MartaRodriguezMarta Rodriguez

MiquelAlamanyMiquel Alamany

JosepMariaDrudisJosep M. Drudis
 
 
DanielFernandezDaniel Fernández

RaimonReginadoRaimon Reginaldo

AlbertMontcadaAlbert Moncada

XavierRubiaXavier Rubia
        
CarmeBastus Carme Bastús

JordiPresaJordi Presa

CarlesPerelloCarles Perelló

AntoniSelvaAntoni Selva
 
RichardRodriguez Richard Rodríguez
 VicencFerrandoVicenç Ferrando  ManelPolancoManel Polanco  MarcTorrasMarc Torras
 
JordiArtigas Jordi Artigas
 RamonMolinerRamon Moliner  IreneArabiaIrene Arabia  JosepMVilaltaJosep Maria Vilalta
 
LeoTello Leonardo Tello
 MerceCorreaMercè Correa  AnnaFabregatAnna Fabregat  FerranPascualFerran Pascual
         

LaiaLopezEn esta ocasión, nuestro colaborador es una joven con mucho potencial y de la que, sin duda, oiremos hablar en el futuro: Laia López. Charlando con ella enseguida te das cuenta que es una persona inteligente, decidida, y que se trata de una mujer entusiasta, dinámica y activa. Todo en ella es ilusión, curiosidad e interés para crecer, tanto en conocimientos como en vivencias personales. Esto lo situamos en el marco de una joven de solo 19 años, con las ventajas que esto comporta, pero con la madurez de una persona más adulta. Creo que es un privilegio para la Agrupación Astronómica de Sabadell contar con su colaboración y ganas de hacer cosas. Su pasión: la ciencia y, en particular, la astronomía, y en eso la relación con la «Astronómica» es también de win-win.

En definitiva, Laia es otra de las joyas de nuestra entidad: una mujer joven y muy activa en la afición que contrasta con el predominio masculino y la edad media de nuestra masa social, predominios que nuestro plan estratégico nos impulsa a tratar de equilibrar. Su ambición y ganas de crecer ya se notan en sus motivaciones académicas. Está cursando el tercer año de ciencias físicas en la Universidad de Barcelona, pero parece que para ella esto no es suficiente; como tiene muy claro que ciencia y matemáticas están íntimamente unidas, decidió estudiar simultáneamente matemáticas por la UNED.

Tuve la ocasión de charlar con ella en una céntrica cafetería y así fue como se desarrolló nuestra conversación: ¿De dónde surgió tu afición a la astronomía?

Siempre me ha interesado todo y de ahí me fui introduciendo en temas científicos, y de ahí a la astronomía…

¿Todo?

Para mi «todo» es curiosidad hacia el conocimiento en general y el científico en particular… ya en la ESO y en el bachillerato noté que los temas científicos eran mi predilección.

Y ¿por qué la astronomía?

Es que la astronomía es una manera de tratar las preguntas más importantes desde una óptica científica: ¿por qué existimos? ¿de qué formamos parte? ¿cómo es el Cosmos? Y de ahí a muchas preguntas más y algunas respuestas.

Y en referencia a la vida… ¿crees que existe en el Universo, aparte de en la Tierra?

Seguro que sí, pero en formas básicas, como microorganismos, pero no tengo claro que exista vida inteligente…

Volvamos a tus orígenes como astrónoma ¿cómo se desarrolló tu afición?

Tuvo un peso importante la posibilidad de participar en el programa «Joves i Ciència» de la Fundación Catalunya y la Pedrera pensados para estudiantes de 4º de ESO y los dos años de bachillerato. Este programa me subvencionó tres años de magníficas actividades de verano relacionadas con la ciencia…

Vaya… esto es magnífico… ¿en qué consistieron?

El primer año fue una estancia en MónNatura Pirineus que cuenta con un pequeño observatorio y después otra más de una semana en el Observatorio del Teide (Tenerife) donde empecé a conocer el trabajo profesional; en este caso relacionado con la búsqueda, astrometría y fotometría de asteroides.

Impresionante.

Recuerdo como quedé de impactada por los cielos oscuros de los Pirineos y de Canarias. Pasaba horas disfrutando de su visión, aunque fuera a simple vista…

Esto fue el primer año…

El segundo verano fue espectacular, con una estancia en Islandia y en Groenlandia, en la Expedición Shelios de observación, fotografía y cálculo de la altura de las auroras boreales por el método del paralaje…

¿Y el tercer verano?

Consistió en dos temas: el IAYC fue un campo temático en Extremadura donde trabajé en simulaciones de meteorología relativas a intensidades y direcciones de los vientos y, posteriormente, en Astrocam, en el norte de Portugal; fue una estancia dedicada a la astrofotografía. También hice otra estancia en Inglaterra donde trabajamos en dos programas: time-lapses y star-trails.

No pude evitar quedar unos momentos en silencio tras estas palabras. Eso sí es fomentar las vocaciones científicas… Me pregunto cuántos estudiantes de alto potencial podrían consolidar su interés por la ciencia con acciones como estas… ¿Cómo empezó tu vinculación con la Agrupación?

Mi padre asistió a un curso en la Astronómica y me dijo que existía un grupo de jóvenes y me animó a apuntarme. Me hice socia y aquí estoy.

¿En qué consiste tu colaboración actual con la Agrupación?

Por una parte, colaboro en la realización de talleres infantiles. Consisten en dar una explicación temática adaptada a la edad de los niños, la realización de manualidades sobre el mismo tema y una observación desde el observatorio de la Agrupación. También ayudo en algunas celebraciones de cumpleaños infantiles que tienen un contenido similar, añadiendo una actividad con cohetes de agua y un «pica-pica». Se lo pasan muy bien y además aprenden… Además, con Gemma Domènech, Marc Torras y otros socios estamos movilizando el grupo de jóvenes de la Agrupación. Estamos haciendo encuentros y salidas y nos lo pasamos muy bien. ¡Animo a todos los jóvenes a participar!

¿Y la observación astronómica que tal se te da?

Hice el proyecto de fin de bachillerato relativo a las efemérides del satélite Io alrededor de Júpiter y del cálculo de la velocidad de la luz. Me salió bien y mis padres me regalaron un pe pequeño telescopio. Con él he observado la Luna y los planetas… En el grupo de jóvenes organizamos actividades y lo pasamos muy bien. Magnífico.

¿Cuáles son tus proyectos a partir de ahora?

En lo que se refiere a mis estudios quiero finalizar las dos carreras, la de físicas y la de matemáticas; después me gustaría hacer un master en el extranjero, aunque aún es pronto para hablar de temas y destinos… lo que sería interesante es poder colaborar pronto con algún grupo de investigación, haciendo prácticas. Mis temas preferidos son la astronomía y, en especial, la astrofísica y ahora también me llama la atención la biofísica.

Magnifico, hay muchos temas en los que la física tiene aplicaciones prácticas…

Cierto; en lo que se refiere a la Agrupación quiero continuar mis colaboraciones con niños y en temas divulgativos, así como en el desarrollo y crecimiento del grupo de jóvenes… y estoy abierta a más actividades.

Con tu voluntad y tus capacidades podrás alcanzar todos tus objetivos. Estoy seguro.

XavierMarcosEn esta ocasión, nuestro colaborador entrevistado es un hombre de 32 años, entusiasta de la astronomía desde la infancia como muchos de nosotros y que ha evolucionado, con los años, desde un interés centrado en la observación visual hasta una afición consolidada hacia la toma de imágenes, evolución que hemos visto también en muchos otros socios. Me refiero a Xavier Marcos. Muchos ya le conocen por su doble faceta: coordinador de los campos de observación en el Montsec, junto con Jordi Zamora, y coordinador del grupo de astrofotografía con Albert Moncada, Aleix Roig y Juan Martínez. Quiero destacar que en el caso de Xavier Marcos su afición se consolidó a pie del telescopio y con el ojo pegado en el ocular. Me refiero a que si bien es verdad que se impresionó de niño por la cosmología y por los éxitos de la astronáutica y de las sondas interplanetarias, todo este «material» se convirtió en afición sólida gracias a la observación astronómica y, concretamente, gracias a aquella que se desarrolla en los campos de observación. El hecho es que la liturgia de preparar el equipaje, el bocadillo de medianoche, montar el telescopio con otros observadores en el campo mientras anochece, pasar frío y las dificultades para encontrar objetos débiles... todo ello fortalece la afición y se compensa, y con creces, con el placer de conseguir el reto de localizar el objeto, observarlo y «entenderlo», y, finalmente, por el hecho de compartirlo con otros aficionados, todo ello en contacto pleno con la noche y la naturaleza. He tenido la ocasión de conversar con él en una cafetería y esto es, aproximadamente, lo que me explicó:

Xavier, ¿cómo empezó tu afición por la astronomía?

Fue en mi infancia y mi padre tuvo mucho que ver. Influyeron mucho mis primeras lecturas, como «Cosmos» de Carl Sagan y un libro sobre relatividad para principiantes que me dejó fascinado... hasta que me hice socio de la Agrupación a los 14 años de edad. Empezaste jovencito...

¿cuáles fueron tus primeras actividades?

Primero conseguí que me regalaran un telescopio que aún conservo como una pieza entrañable con el que pasé muchas horas. Un Newton de 150 mm con una endeble montura ecuatorial, pero que era muy aprovechable para la observación visual. Dime que es lo que te parecía más interesante observar. Todo en general. Me gustaban mucho los cúmulos abiertos y recuerdo que me quedaba prendado al ver el globular M 13. Pero, lo que más me gustaba era el reto de encontrar el objeto, buscándolo manualmente de estrella de referencia a estrella de referencia...

¿Observando desde Sabadell?

Sí, pero lo que me gustaban más eran los campos de observación que organiza la Agrupación. Entonces me llevaba mi padre y la verdad es que era una experiencia muy gratificante, sobre todo por la posibilidad de compartir experiencias con otros observadores.

Bien, profundicemos un poco... ¿Por qué la astronomía es importante para tí?

Observar es una experiencia íntima e importante... pero mirar sin más por el ocular no es lo importante; lo que lo convierte en una vivencia especial es el hecho de ser consciente de lo que estás observando. Por eso es necesario documentarse y darle un contexto, una referencia, a esa débil nubecita que ves en el ocular. Así te das cuenta de lo extraordinario que es lo que estas viendo. —Xavier lo expresa pausadamente mientras apura las últimas gotas de su cortado.

Observar es un viaje impresionante desde el ocular...

Tanto en la distancia como en el tiempo: ¡estamos observando el pasado remoto! Esto es impresionante y lo constato, por ejemplo, cuando tomo imágenes de algunos de mis objetos preferidos, como el quinteto de Stephan o cúmulos de galaxias. —Ahora me fijo y veo, o quizás imagino, un brillo especial en los ojos de Xavier.

¿En qué consiste tu colaboración actual con la Agrupación?

En primer lugar, junto con Jordi Zamora, coordinamos los campos de observación en el recinto de la Agrupación en el Montsec. Allí disponemos de tomas de luz para nuestros instrumentos, un cielo extraordinario y otros servicios como lavabos y electrodomésticos básicos, algo impensable en anteriores ubicaciones de campos de observación. Con Jordi pensamos que, aunque es un poco lejos, estos campos de observación son una magnífica oportunidad para los socios de la Astronómica, una oportunidad que no debemos desaprovechar. Para el que busque un campo de observaciones más cercano, ya hay los que organiza Emili Capella en el Coll d’Estenalles, cerca de Sabadell.

Por otra parte, con Albert Moncada, Aleix Roig y Juan Martínez coordinamos el grupo de astrofotografía. Hay que decir que es una tarea en la que justo ahora empiezo a colaborar y que es muy gratificante. Estar en contacto con compañeros de afición que debaten y buscan mejorar sus imágenes es muy provechoso para todos. Disponemos de un grupo de correo muy activo y organizamos reuniones periódicas en las que se comparten experiencias. Animo a todos los interesados que se incorporen a esta lista de correo. Para hacerlo es tan fácil como contactar con Montse Ribell en la Agrupación.Como miembro de la junta directiva procuro ayudar y aportar en todas las áreas que puedo; por ejemplo, he realizado la traducción al ingles de todos los contenidos estables de la web, que pronto verá la luz. Tendremos tres versiones: la catalana, la española y la inglesa, aunque esta última se referirá específicamente a los contenidos “fijos” de la web.

¿Qué formación de base tienes?

Me interesa en gran medida la astrofísica y la cosmología y tuve tentaciones de estudiar física. Es más, estoy haciendo ahora algunas asignaturas sueltas a distancia. Pero mi formación es distinta; soy licenciado en psicología y trabajo en el área de los servicios sociales.

¿Cómo evolucionó tu afición a la astronomía?

Recientemente modernicé mi equipo adquiriendo un refractor de 80 mm ED y un Newton de 150 mm con una montura adecuada. Con ello y con una reflex Canon 450 estoy disfrutando de lo lindo en astrofotografía. Debo confesar, sin embargo, que estoy echando de menos la observación visual y buscar «a mano» los objetos...

Ya veo que eres un auténtico entusiasta, ¿cuáles son tus proyectos de futuro?

Estoy planteando la construcción de un observatorio fijo en las afueras de Castellar del Vallès donde viven mis padres y donde el cielo, sin ser nada extraordinario, es mejor que el de Sabadell. Ahora mismo estoy haciendo astronomía de bricolaje... Los pasos siguientes serán adquirir una cámara CCD y gobernar el observatorio de forma remota. También me ilusiona hacer fotometría...

Bien, son retos magníficos. ¡Seguro que podrás con ellos y con muchos más!

AlistairSpearingNuestros colaboradores son diversos... ¡muy diversos! Es cierto que todos están interesados en la astronomía y en colaborar con la Astronómica. Unos están “locos” por la astrofotografía, otros por la observación visual. Para unos, sin investigación y PROAM no hay aliciente, para otros ver la Luna con un pequeño telescopio lo es todo y después están los que les entusiasma la divulgación o la observación, unos del cielo profundo, otros de los planetas o del Sol. Para unos la afición es sentarse en un sofá y leer sobre cosmología y para otros salir al campo y observar en una noche sin luces parásitas. Para unos observar, para otros construirse sus propios telescopios o sus monturas y lo que motiva a otros es el software de astronomía. Créanme que me olvido de muchos casos más. Porque, además, están los casos mixtos (pocos son “monotema”) por ejemplo: aficionado simultáneo a la astrofotografía y a la cosmología y muchas variantes más.

¿Sabes una cosa? Todas las variantes de esta afición pueden ser y son apasionantes. Pruébelo; introdúzcase en una de nueva y verá como también le atrapa.

Todo esto me lo ha hecho pensar el colaborador de este mes: no es fácil clasificarlo en una de las tipologías habituales. Se trata de Alistair Spearing. Además de colaborador es miembro de la Junta Directiva y, créanme, su visión nos da un enfoque distinto. Me encanta que sea así ya que esto nos ayuda a ver las cosas y enfocar los problemas y las soluciones con una perspectiva mayor y diversa.

Alistair nació en Sabadell, aunque parte de su juventud la vivió en Francia, en la ciudades de Amiens, Perpiñán y Lilla. Su formación es universitaria, en lenguas extranjeras aplicadas, y ejerce como traductor especializado. Actualmente hace traducciones de textos científicos, básicamente del francés al inglés. Además de los temas astronómicos tiene inquietudes de diversos tipos. Es una persona comprometida en lo social y, por ejemplo, es un destacado colaborador en la versión catalana de la Wikipedia.

Acostumbrados a debatir en la biblioteca, hicimos esta entrevista en un entorno distinto: en una cafetería. Procuraré relatarles lo que comentamos en compañía de un café con leche, pero la transcripción ya les aviso que no es literal:

¿Qué es lo primero que recuerdas relativo a la astronomía o ciencias afines?

Creo que tendría menos de tres años cuando empezaba a manosear unos libritos de cohetes con mi abuelo... Años después me impresionó un libro con fotografías en color, por ejemplo, tomadas por la sonda Mariner...

Vaya... esto es precocidad. Cuando decimos que Alistair es un aficionado a la astronomía... ¿a qué nos referimos? ¿cuáles son tus áreas de interés?

En primer lugar la astrobiología, la aparición de la vida en el Universo es un tema crucial para mí, así como la posibilidad de encontrar alguna forma de vida fuera de la Tierra. En segundo lugar me interesan los planetas del sistema solar y los exoplanetas. En tercer lugar, la astronáutica.

¿Cuando empezó tu vinculación con la Agrupación Astronómica de Sabadell?

Fue en el año 2011 y empecé a colaborar en el redactado de noticias astronómicas para la web. Me incorporé a la Junta directiva de la mano de Xavier Puig y continúo en la misma contigo de presidente.

¿Cómo valoras las posibilidades de existencia de vida en el Sistema Solar, más allá de nuestro planeta?

Es un tema que me interesa mucho. Quizás pueda existir alguna forma de vida en Titan, en Encélado y, en el pasado, en Marte, ya que ahora lo veo muy poco probable. Veo factible, en cambio, la existencia de vida en Marte en el futuro...

¿Cómo?

Nuestro Sol se transformará en una gigante roja. Podemos especular que la vida en la Tierra será imposible, pero Marte pasará de ser un planeta extremadamente frío a uno cálido. Quien sabe si podrá albergar vida en este futuro hipotético...

Pues no lo había pensado... ¿Qué es lo que te fascina de la vida?

En realidad, en lo que concierne a la vida inteligente, es la que nos hace ser capaces de reflexionar sobre nosotros y tener conciencia de nosotros mismos. Y al ser parte del Universo, las formas inteligentes del mismo hacen que el propio Universo sea consciente de si mismo.

Entonces ¿consideras que existe vida inteligente más allá de la nuestra y que puede que pronto exista un contacto?

La vida inteligente creo que es un fenómeno muy raro. Quizás somos la única especie inteligente en la Vía Láctea. Si la vida inteligente fuera habitual ya habríamos tenido contacto con ella, tal como nos dice la paradoja de Fermi, aunque sólo fuera por ondas de radio.

Pero los componentes básicos e la vida son muy abundantes en el Universo ¿Por qué esta ausencia de vida inteligente?

Es un misterio, pero puede deberse a la “teoría del gran filtro”; es decir, existen unos escalones consecutivos que deben superarse para culminar con la existencia de vida inteligente. Alguno de estos escalones debe ser casi insuperables. Quizás sea el paso de la vida elemental a la vida compleja y de esta a la inteligencia. Existen varias posibilidades.

La vida inteligente debe ser extremadamente exigente, pero existen miles de millones de estrellas y muchos más planetas, por lo que seguirán existiendo opciones, aunque seguramente a unas distancias colosales, seguramente infranqueables, en el espacio y en el tiempo...

¿Cuál es tu colaboración actual con la Astronómica?

Como miembro de la junta directiva procuro ayudar y aportar en todas las áreas que puedo; por ejemplo, he realizado la traducción al ingles de todos los contenidos estables de la web, que pronto verá la luz. Tendremos tres versiones: la catalana, la española y la inglesa, aunque esta última se referirá específicamente a los contenidos “fijos” de la web.

Por otra parte, me he responsabilizado de dos proyectos: en primer lugar, el de la remodelación de la biblioteca, haciéndola más dinámica y un espacio más idóneo para las necesidades actuales del socio y de los grupos de trabajo. En segundo lugar, he impulsado la iniciativa “Acosta't”; que nos permite acercarnos a los socios, especialmente a dos grupos de ellos que merecen una atención especial: los que residen lejos de Sabadell y los recién incorporados; con esta visita a las instalaciones de la entidad les facilitamos el conocimiento de la Astronómica, y fomentamos su participación, compartiendo experiencias entre ellos y con la Agrupación.

Existen muchos planteamientos inauditos al respecto. Hay quien dice que estamos inmersos en una simulación y que es más improbable que el universo sea real que irreal. Hay muchas opiniones sobre el tema de la inteligencia en el universo con planteamientos que muchas veces son demasiado antropocéntricos.

Otra de tus aficiones es la astronáutica, ¿Qué es lo que te interesa de ella?

Las sondas interplanetarias son una temática muy estimulante, pero lo que me llama más la atención son los motores de los cohetes, su potencia, eficiencia y diseño... y hablando de diseño soy un entusiasta de los motores principales del transbordador espacial. Sin duda un ejemplo de elegancia que no se ha superado.

Bueno, pues ¡adelante con tus reflexiones y con tu afición! Estoy convencido de que podrás disfrutar y, a la vez, aportar mucho a la Agrupación.

JaumeFernandezSi acuden a una sesión pública de observación en la sede la Agrupación podrán ver in situ el papel de nuestros colaboradores: al llegar a la entidad los visitantes son recibidos por uno de nuestros colaboradores que les da la bienvenida y les muestra la exposición de la planta baja. Allí ya surgen las primeras preguntas, especialmente por parte de los niños que nuestros monitores contestan pacientemente. A continuación, se les invita al auditorio. Allí se presenta un Power Point sobre el objeto astronómico que se va a observar, en una charla de unos 20 o 30 minutos que no tiene nada de estándar. Nuestros colaboradores observan los asistentes y modulan la complejidad de la charla según el nivel medio que advierten. En ocasiones hay muchos niños, otras veces son adultos que parecen conocer bien lo básico y en otros casos el público es mixto. Ahí hay que hacer una explicación de nivel medio y bajar y subir según el caso y según las preguntas.

Lo mismo ocurre en la sala de control del observatorio y ante el ocular. Nuestros visitantes valoran la parte del observatorio muy especialmente. ¿Saben por qué? Porque las personas valoramos en mayor medida las vivencias directas; es decir, lo que vemos y experimentamos directamente más que lo que nos explican. El grupo de colaboradores que hacen posible las sesiones públicas está coordinado por Manel Aladid, miembro de la junta directiva de la Agrupación. El colaborador que es objeto de la presente entrevista es Jaume Fernández, uno de nuestros monitores en las sesiones públicas de observación.

La afición de Jaume Fernández por la astronomía es de libro y verán después porque puede definirse así. Su inquietud empezó en la infancia y continuó en la adolescencia cuando ya identificaba algunas constelaciones. Pero no era una afición consolidada. Esto empezó más tarde. En la entrevista que mantuvimos me lo explicó así:

. . .

El cambio fue con un libro de Asimov que se titula «El Universo». Lo leí en apenas un par de días y quedé «abducido» por la curiosidad y el interés hacia esta ciencia: empezó una afición intensa que sigue hoy.

Impresionante: este mismo libro de Alianza Editorial también marcó mi afición. Era un libro apasionante con el que se aprendía y te apasionabas.

Es así... y fue el primero de los más de 150 libros de astronomía que tengo en mi pequeña biblioteca. Yo no colecciono libros ¡los leo! Desde los más actuales hasta el último que he adquirido... de Camille Flammarion. Es verdad que las películas también han sido importantes para mí, como «2001 una Odisea del Espacio» o «Interestellar» pero soy una persona de libros. La lectura ha sido el impulsor y el activador de mi afición.

En lo que se refiere a la observación astronómica, ¿cómo la iniciaste?

Adquirí unos prismáticos hace más de años. Fueron mi inicio. Cuando cumplí los 50 años mis familiares y amigos colaboraron económicamente para cumplir mi sueño. Con todo lo que reuní pude adquirir un Schmidt-Cassegrain de 20 cm con una montura ecuatorial alemana Losmandy GM8. Un equipo con el que he disfrutado mucho.

¿Qué has observado con él?

Fundamentalmente me gusta la observación visual, desde la Luna hasta los planetas y los objetos más brillantes de cielo profundo. No me canso de observarlos una vez y otra, aunque sean los mismos. Me gusta observar la Luna; buscar cráteres o mares y observar los satélites de Júpiter.

¿Desde dónde haces las observaciones?

En muchas ocasiones he movido mi equipo buscando cielos oscuros en campos de observación pero, fundamentalmente, observo desde mi segunda residencia en la población de Banyeres del Penedès. Hace un par de años decidí adquirir una cúpula y ahora puedo observar con una gran comodidad... Precisamente, quiero indicar que publico algunos artículos de astronomía en la revista semestral del pueblo, «El cèrvol».

Y tu vinculación con la Agrupación ¿cuándo empezó?

Hace ya 12 años. Recuerdo que empecé con los cursos básicos que imparte Josep M. Oliver. De hecho, he asistido a más de 30 cursos en la Agrupación; con esta formación y con mis lecturas he podido adquirir conocimientos suficientes. Actualmente sigo leyendo y no me pierdo ninguno de los nuevos cursos...

¿En qué consiste tu colaboración actual con la Agrupación?

En primer lugar, soy uno de los monitores de las sesiones públicas de observación desde el observatorio de la Agrupación. Me introdujo en ellas Xavier Puig y sigo esta colaboración en la actualidad; concretamente hago de monitor a pie de telescopio, haciendo sesiones públicas, normalmente de la Luna, Júpiter y Saturno.

En segundo lugar, colaboro en la preparación de las efemérides astronómicas que se publican mensualmente en ASTRUM. Concretamente me responsabilizo de las efemérides de los planetas y de los satélites de Júpiter.

También ayudo en las sesiones de observación que se emiten desde la web de la Agrupación. Después de unos meses en que se han paralizado las vamos a reactivar en breve. Mi labor en ellas consiste en la búsqueda de objetos y la toma de las imágenes. Es un trabajo en equipo que coordina Josep M. Oliver.

Por otra parte, soy uno de los miembros del nuevo grupo de observación de exoplanetas. Estamos justo empezando, pero estoy muy interesado y espero que tengamos éxito siguiendo la estela de los grupos de ocultaciones, RR Lyrae y de supernovas.

Finalmente, procuro ayudar siempre que puedo; por ejemplo, recuerdo la plantada de telescopios con motivo del 50 aniversario de la Agrupación y, hace pocos meses, en la «Nit jove» de CosmoCaixa; en ambos casos fueron sesiones multitudinarias y fue un placer participar en ellas.

En definitiva, ¿por qué? ¿cuáles son tus motivaciones para dedicar tu tiempo y tus ilusiones a la astronomía?

Es una gran afición, con encanto, y que per - mite plantearnos grandes preguntas, como por ejemplo... ¿por qué estamos aquí? Además de plantear y quizás responder a alguna de las preguntas, podemos observar el Universo con nuestros propios ojos. Esto es muy motivador para mí. También tengo otras aficiones, como la fotografía y viajar.

Veo que eres un auténtico entusiasta, ¿cuáles son tus proyectos de futuro?

Seguir con mi afición y con mi colaboración con la Agrupación. Me planteo aprender astrofotografía, quizás con una CCD, y ser un miembro activo del grupo de exoplanetas. Bien, son retos a tu alcance.

¡Seguro que podrás con ellos y con muchos más!

MerceGuerreroLa entrevista número 33 a nuestros colaboradores se refiere esta vez a una joven prometedora, que transmite optimismo y ilusión y que es una de nuestros socios más activos y con más potencial. Me refiero a Mercé Guerrero que, a sus veintidós años, ya tiene mucho que contar como veremos a continuación.

Para empezar diremos que ha finalizado recientemente la carrera de Ciencias Físicas y que está estudiando un Master de Física de altas energías en la Universidad Autónoma de Barcelona. Compagina esto con numerosas actividades y una colaboración activa con la Astronómica. De hecho es uno de los socios que están dando vida al grupo de jóvenes.

Esta es la transcripción aproximada de la entrevista que hemos mantenido hace pocos días:

Vamos a los orígenes ¿donde empezó tu interés por la ciencia?

Siempre he tenido cierta fascinación por temas como la energía oscura, la cosmología y la astronomía en general. Mi padre me enseñó, cuando era una niña, algunas constelaciones. Pero creo que todo empezó con una película: “El planeta del tesoro”. Me asombró la escena en la que apareció una supernova que originó un agujero negro en el que caía una nave en forma de barco... Eran cosas increíbles pero que se basaban en temas científicos y que estimularon mi curiosidad. A partir de ahí empecé a interesarme por estos temas. Recuerdo cuando buscaba imágenes astronómicas en internet...

Hasta el punto de decidir estudiar Ciencias Físicas... ¿qué pasó a continuación?

Que en el primer curso de la carrera un grupo de mi clase asistimos a una conferencia de los miércoles de la Agrupación. Fué impresionante. Era sobre “Vida y exoplanetas”, que impartió David Jou. Me gustó y quedó en mi mente la Agrupación. El año siguiente me plantee cómo podía funcionar la física fuera de los libros y cómo podía aplicar en el mundo amateur los conocimientos que adquiría en la Facultad...

Y ¿que se te ocurrió?

Fuí a la Agrupación y hablé con Albert Morral. Le propuse hacer prácticas y enseguida me aceptó.

Así de fácil. Eso es tener iniciativa ¿y que hacías en la Agrupación?

Fue muy interesante. Tanto que acabé repitiendo e hice prácticas otro año más. Colaboré en la organización de los Casals d'estiu y ayudé en los Campus que organizaba la Agrupación; además de ayudar aprendí mucho. Después me hice socia y ahora colaboro en todo lo que puedo.

¿Qué experiencias has tenido fuera de la Universidad y de la Agrupación?

Tengo un buen recuerdo de una beca de la Unión Europea para fomentar el rol de la mujer estudiante o investigadora. Por ejemplo, es cierto que hay pocas mujeres estudiando Ciencias Físicas. Con esta beca pude hacer una estancia de dos semanas en Berlin y dos más en Barcelona (una en la Universidad Central y otra en la Autónoma) así como una noche en el Parc Astronòmic del Montsec, que fue muy interesante.

Bien... permíteme ahora una pregunta quizás más difícil ¿Cual es el fundamento de tu interés por la ciencia?

Cuanto menos sé de un tema, más me interesa. Esto me pasa con mi tema favorito: la energía oscura o también con la física cuántica. -Mercé que durante toda la entrevista habla rápidamente, se expresa ahora lentamente y con un tono más bajo.

¿En qué consiste actualmente tu colaboración con la Astronómica?

Con Gemma Domenech y Marc Torras estamos movilizando los jóvenes de la Agrupación. Hacemos encuentros y salidas y nos divertimos. Tenemos un grupo bastante amplio de jóvenes con inquietudes y aunque no siempre participan todos hacemos cosas interesantes. Ahora impulsamos unos encuentros mensuales con temas monográficos y con observaciones desde el observatorio o en campos de observación de proximidad.

Además sigo colaborando en los campus y en los talleres. En los talleres explicamos a los niños un tema de astronomía, hacemos manualidades sobre el mismo tema y después lo observamos con el telescopio. En los campus, Albert Morral lleva la parte más teórica y yo ayudo en la más práctica, por ejemplo, en el campus de supernovas me encargué de las prácticas de fotometría.

Por otra parte, ayudo en otras cosas, por ejemplo, hace pocas semanas, como monitora de la Nit Jove de CosmoCaixa. ¡Fue una gran experiencia!

Bueno... ya conocemos un poco más la Mercé científica... pero ¿qué otras cosas te gusta hacer?

La verdad es que me gustan muchas cosas... bailar, aerobic, dibujar, pintar, viajar, la fotografía, etc. y mirar películas... sean comedias, románticas o de acción...

¿Y las de ciencia ficción? Después de “El planeta del tesoro” han habido muchas más...

Ja, ja, ja, ja, es cierto. La verdad es que las de ciencia ficción me gustan mucho y muy especialmente “Interestelar”. Es una gran película que además hace divulgación de buen nivel.

Finalmente, ¿cuáles son tus proyectos de futuro?

Me gustaría hacer el doctorado y ser profesora e investigadora... no tengo claro si como “física de papel” o como “física observadora”. Pero todo esto sin desdeñar otra faceta que me encanta: promover que los jóvenes estudien más ciencia ¡me encanta la divulgación científica!. Quiero decir que la Agrupación me ha ayudado mucho y que ha impulsado mi carrera como física. Me gustaría que todos sintieran como yo este empuje que imprime la Agrupación para que todos, especialmente los jóvenes, se interesen por la ciencia.

Magnífico. En lo concerniente a la astronomía y a la Agrupación ¿que te gustaría hacer en el futuro?

Pues tengo interés en incorporarme al nuevo grupo de investigación de exoplanetas que está organizando Albert Morral, y, además, seguir trabajando en los talleres, campus e impulsar con Gemma Domenech y Marc Torra el grupo de jóvenes. Finalmente decir que disfruté mucho de la Convención y me encantó la posibilidad de hacer astrofotografía paisajística, tal como explicó Manel Soria. ¡Tengo ganas de aprender a hacerlo y voy a probarlo!

Te deseo que lo vayas logrando todo. Pero es que además estoy convencido de que conseguirás todo lo que dices ¡y mucho más!.