ASTRONÓMICA

DE SABADELL

Acceso Socios

Login

Nº de Socio
Contraseña *
Recordarme

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.

 

Para hacer que no vuelva a aparecer este mensaje, puede aceptar el uso de las cookies o bien debe configurar su navegador para que no acepte de forma predeterminada. A continuación les mostramos como hacerlo con los principales navegadores:

 internet explorer 10 logopng Google Chrome logo   Firefox-logo

Gracias por su atención.

Perseid

Los próximos días se podrán observar las Perseidas, o lágrimas de San Lorenzo, la lluvia de estrellas más conocida del año y la más observada.

De hecho, estos meteoros se pueden observar entre mediados de julio y finales de agosto, con un notable incremento entre los días 11 y 14 de agosto con el máximo la noche entre el 12 y el 13. Este máximo varía cada año según el momento en que la Tierra atraviesa la zona de la órbita del cometa 109/P Swift-Tuttle. El pico central del máximo será a las 21 horas (19 h TU) del día 12 de agosto.

A esa hora no se pueden observar porqué el cielo aun está luminado por el crepúsculo. Justo cuando oscurezca, 1 hora más tarde, el radiante (el punto del cielo desde donde aparentemente parecen proceder los meteoros) ya estará por encima del horizonte y se podrán ver meteoros. Pero no se llegará a la oscuridad necessaria porqué la Luna, entre la fase de llena y el cuarto menguante, aparecerá por el este con una superficie il·luminada del 73%.

¿Cuando se puede observar? Cada noche a partir de medianoche entre comienzos y mediados de mes. Este verano las dos mejores noches serán las del 12 al 13 de agosto por su proximidad al máximo, y la del 13 al 14 porqué la luz de nuestro satélite aparecerá tres cuartos de hora más tarda que la noche anterior dándonos más tiempo de oscuridad.

¿Donde se puede observar? En un lugar donde se vea la máxima cantidad de cielo lejos de luces de pueblos o ciudades para que sea muy oscuro; mejor un sitio que conozcamos donde se vean muchas estrellas.

¿Qué hacer si hay nubes? Las nubes limitan mucho la visión de los meteoros aunque sean delgados, seguramente sólo se podrían ver los más brillantes, mejor otra noche.

¿Dónde mirar? Si se observa en solitario, mejor mirar a un palmo y medio, con el brazo estirado, alrededor del punto encima de nuestra cabeza, porque es la zona donde se ven objetos más débiles; si se va acompañado se puede repartir el cielo por zonas: este, sur, oeste, norte, cenit y compartir los avistamientos. Una vez el radiante está encima del horizonte se pueden ver meteoros en cualquier punto del cielo.

¿Como se saben que son Perseidas? Las trazas de los meteoros parecen proceder de la misma zona del cielo o radiante, la constelación de Perseus, por muy alejadas que las vemos. Las que vienen de otras direcciones son otros meteoros no relacionados con las Perseidas. En la carta se puede identificar Perseus y se indica donde está situado el radiante estos días.

¿Cuántas se ven? Depende de la oscuridad del cielo, pero la frecuencia media es entre una o dos por minuto, pero se pueden observar dos seguidas y luego estar un rato sin detectar ninguna. La espera tiene premio. Este año, una vez haya aparecido la Luna, se podrán observar una cada dos minutos de media aproximadamente. En estas condiciones no detectar los meteoros más débiles, pero la Perseidas presentan bastantes de brillantes que si podrán ser observados.

Es necesario:

  • todas las linternas y las luces deben estar recubiertos con celofán rojo
  • evitar los deslumbramientos con luz blanca
  • dejar un tiempo para acostumbrarse a la oscuridad; se nota porque al comenzar se ven pocas estrellas y pasados unos 20 minutos el cielo es más rico
  • una colchoneta de acampada para tumbarse en el suelo o una silla reclinable
  • ropa de abrigo; a pesar del fresco agradable de la noche de verano, estirados, quietos y por la noche se coge más frío del que imaginamos
  • no fijar hora de fin; el espectáculo del cielo de verano en un lugar oscuro junto con el goteo de Perseidas acorta el tiempo
  • no hace falta ni prismáticos ni telescopio para este tipo de observación ya que limitan extremadamente el campo de visión y hace menos probable la visualización de los meteoros

Opcional:

  • carta celeste para identificar las constelaciones
  • reloj
  • libreta y bolígrafo para anotaciones
  • grabadora de sonido para guardar nuestra voz con hora, lugar, brillo y comentarios de los meteoros que observamos. Si se va acompañado se puede designar por turnos una persona que anote los meteoros que los demás observando. Si nos envía estos datos a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. las uniremos al resto de observadores para determinar el THZ (Tasa Horaria Zenital) que es el número de meteoros observados en condiciones ideales que cuantifica la lluvia actual respecto a las anteriores

Durante todo el año hay varias lluvias de estrellas que se pueden observar, algunas iguales o más destacables que la que nos ocupa.

Los socios disponen de las efemérides correspondientes y las instrucciones para la observación.

20150812 Perseids radiant