ASTRONÓMICA

DE SABADELL

Acceso Socios

Login

Nº de Socio
Contraseña *
Recordarme

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Una cookie es un pequeño fragmento de texto que los sitios web que visitas envían al navegador y que permite que el sitio web recuerde información sobre tu visita, como tu idioma preferido y otras opciones, lo que puede facilitar tu próxima visita y hacer que el sitio te resulte más útil. Las cookies desempeñan un papel muy importante, ya que sin ellas el uso de la Web sería una experiencia mucho más frustrante.

 

Para hacer que no vuelva a aparecer este mensaje, puede aceptar el uso de las cookies o bien debe configurar su navegador para que no acepte de forma predeterminada. A continuación les mostramos como hacerlo con los principales navegadores:

 internet explorer 10 logopng Google Chrome logo   Firefox-logo

Gracias por su atención.

Socios colaboradores

En esta sección mensual entrevistamos a colaboradores de la Agrupación con el fin de conocer detalles de su afición a la astronomía y de su faceta más humana. Son socios que, de forma totalmente desinteresada, colaboran y han hecho posible muchos de los éxitos de nuestra entidad.

Estos son los socios colaboradores que hemos entrevistado:

 

 
GemmaDomenechGemma Domènech

FXavierValldeperasXavier Valldeperas 
     
 
RicardGaju
Ricard Gaju

GemmaDomenechRamon Jou

GemmaDomenechÀngel Massallé

ManelAladidManel Aladid 
 
 
CarlesLabordenaCarles Labordena

MartaRodriguezMarta Rodriguez

MiquelAlamanyMiquel Alamany

JosepMariaDrudisJosep M. Drudis
 
 
DanielFernandezDaniel Fernández

RaimonReginadoRaimon Reginaldo

AlbertMontcadaAlbert Moncada

XavierRubiaXavier Rubia
        
CarmeBastus Carme Bastús

JordiPresaJordi Presa

CarlesPerelloCarles Perelló

AntoniSelvaAntoni Selva
 
RichardRodriguez Richard Rodríguez
 VicencFerrandoVicenç Ferrando  ManelPolancoManel Polanco  MarcTorrasMarc Torras
 
JordiArtigas Jordi Artigas
 RamonMolinerRamon Moliner  IreneArabiaIrene Arabia  JosepMVilaltaJosep Maria Vilalta
 
LeoTello Leonardo Tello
 MerceCorreaMercè Correa  AnnaFabregatAnna Fabregat  FerranPascualFerran Pascual
         

FlorenceLibotteEn la Agrupación tenemos colaboradores muy diversos, pero todos ellos tienen una característica en común: aman la astronomía y les gusta colaborar con nuestra entidad. Para unos su tema fuerte es la divulgación, para otros la astrofotografía, a otros la investigación fotométrica, a otros les reta el conocimiento de la cosmología o la astrofísica y así un largo etcétera.

Nuestra colaboradora de este mes, Florence Libotte, es aficionada a la astronomía desde su infancia y hoy es una entusiasta de los trabajos de investigación PRO-AM en astronomía; es decir, de la investigación en colaboración con profesionales. Tengo que decir que mi conocimiento de Florence, antes de esta entrevista, era muy poco ya que apenas habíamos tenido ocasión de charlar, pero tras unos minutos de conversación algunos aspectos de su personalidad me han parecido muy claros: se trata de una mujer con carácter, sólida en sus opiniones y convicciones, con un background formativo, experiencia profesional y vital que la dotan de firmeza y seguridad en si misma. Y la define una cosa importante: la curiosidad y el interés en aprender más.

Este es el contenido aproximado de la conversación que mantuvimos en la sede la Astronómica hace pocas semanas:

¿Cómo empezó tu afición a la astronomía?

Tengo que remontarme a mi infancia. Nací en Bélgica, a unos 60 km de Bruselas y recuerdo que en la escuela ya tenía un interés marcado por las estrellas. Siendo una niña siempre que tenía ocasión las observaba y era muy consciente de que el Sol era una estrella más, aunque más cercana.

¿Cuáles fueron los hitos de la afición en aquellos años?

No lo recuerdo muy bien a qué edades exactas correspondía, pero creo que a los 11 años conseguí adquirir un pequeño refractor azimutal con mis ahorros y a los 16 años mis padres me compraron una enciclopedia de astronomía en ingles. Más o menos a esa edad ayudé a una amiga en un trabajo escolar sobre astronomía... y después es cuando recuerdo con más viveza lo del Congo.

¿El Congo?

Bueno, entonces se denominaba Zaire. Tenía familia allí y pasé varias temporadas en ese país. Fue una experiencia increíble en muchos aspectos, no sólo el astronómico. ¡Imagina mi asombro cuando veía el cielo austral repleto de constelaciones brillantes y desconocidas en un cielo oscuro, todo ello en contraposición al cielo de Bélgica!

Y ¿cómo es que acabaste por venir a Barcelona?

En Bélgica estudié español en la Universidad y finalmente me decidí venir a Barcelona, a los 23 años. -Los ojos de Florence tienen un brillo especial al recordar esa etapa de su vida y parece hablar con más lentitud, sintiendo con más intensidad sus recuerdos.

¿Cuáles fueron tus primeros pasos en Barcelona?

En Bélgica había estudiado Dirección de Empresas por lo que me encaminé hacia esta dirección. Primero trabajé de administrativa y aprendí contabilidad, después me incorporé a una importante empresa multinacional en la que he trabajado... ¡28 años!

¡Vaya!

Adquirí cada vez una mayor responsabilidad en la misma, fui adjunta a Gerencia y finalmente Gerente de la Sociedad durante unos 8 años.

¿Que rol tenía la astronomía para tí en esos momentos?

Siempre ha sido un papel importante. Al principio era una afición más encaminada al conocimiento teórico a través de libros, pero poco a poco empecé a disfrutar de la observación; con unos prismáticos con trípode, con mi refractor de 60mm hasta disponer de un telescopio de 130mm.

¿Qué es lo que te viene a la mente cuando estás observando visualmente?

Muchas cosas. Pienso que somos muy pequeños y siento una sensación de relajación, de paz, de ver que las cosas en el cielo están todas en su sitio... una sensación de inmensidad: todo es muy grande.

Esto es interesante porque nuestros lectores podrán comparar sus sensaciones con las tuyas... Dime más cosas al respecto.

Bien, observar por la noche, especialmente en zonas no urbanas nos lleva a disfrutar de una estrella fugaz, del olor del bosque y de la hierba, de los ruidos de algunos animales, pájaros, y, especialmente, del silencio... en definitiva son momentos de felicidad.

Y ¿que me dices de tus inicios en la Agrupación Astronómica de Sabadell?

Recuerdo que el mismo día que me hice socia, conocí a Josep M. Vilalta y a Mercé Correa. Me invitaron a una observación de una variable RR Lyrae y la verdad es que fué una experiencia que me gustó. La primera observación fue un éxito y pudimos registrar un máximo. ¡Creo que le llaman la suerte del principiante..! Las primeras semanas fueron muy intensas, también asistí a una sesión de observación del grupo de ocultaciones con Carles Perelló y Toni Selva.

¿En qué consiste actualmente tu colaboración con la Astronómica?

Con Josep M. Vilalta, Mercé Correa, Gemma Domenech y Ramon Moliner trabajamos en el grupo RR Lyrae. Me siento muy satisfecha de esta colaboración y espero continuarla y seguir obteniendo resultados útiles. Mencionaré que Carles Perelló me ha dado la formación de usuaria del telescopio de la Agrupación en el Montsec, por lo que ahora estoy habilitada para usarlo de forma remota, desde Sabadell.

Por otra parte estoy muy contenta de colaborar, desde hace unas pocas semanas, con Mercé Correa en la coordinación de las conferencias de los miércoles. Es una de las actividades de más impacto ya que tenemos una importante asistencia de socios y de público en general desde hace bastantes años. La tarea de coordinación es compleja pero muy gratificante y me encanta trabajar con Mercé.

¿Cómo siguieron tus trabajos desde el observatorio?

Empecé una colaboración, que sigue hoy, con el grupo RR Lyrae. Recuerdo con especial cariño mi primera experiencia PRO-AM con el grupo europeo GEOS. Participé en una reunión en mayo de 2016 en la que pude aprender mucho y que me impresionó igualmente por el clima de colaboración que encontré. Todos estaban interesados en compartir información y mostraban pasión por el tema. También he tenido ocasión de aprender a usar el telescopio de 0,5m de los Observatorios de la Agrupación en el Montsec.

Muy bien Florence, ¿cuales son tus proyectos de futuro?

Seguir. Quiero aprender más. Tenemos muchos proyectos en el grupo RR Lyr y desearía tener más tiempo para dedicarlo a ello.
Pues estoy seguro que conseguirás aprender más, aunque, en realidad, muchos deberíamos aprender de ti...

FrancescSarabiaEn la Junta Directiva de la Agrupación encontrarán personas de características diversas pero con dos puntos en común: el interés hacia la astronomía y las ganas de colaborar activamente en las actividades de la entidad. Tenemos observadores consagrados (como Carles Schnabel o Emili Capella), astrofotógrafos solventes (como Albert Moncada o Lluís Romero), investigadores usuarios de técnicas CCD en fotometría y astrometría (como Xavi Puig, Carles Perelló, Antoni Selva, Gemma Domenech), divulgadores en las sesiones públicas (Manel Aladid), representantes del grupo de jóvenes (Gemma Domenech), etc. También tienen cabida personas que representan a muchos socios interesados en la astronáutica, la cosmología y otras tantas facetas de la astronomía. En este grupo podemos incluir a miembros importantes de la junta: Alistar Ian Spearing y nuestro colaborador de este mes: Francesc Sarabia.

Francesc es un entusiasta del diseño gráfico, de las imágenes de vídeo y del multimedia en general. Es muy gratificante escucharle desde su visión de las cosas, buscando siempre lo último, lo más novedoso y lo más impactante, derrochando entusiasmo cuando se explica; viendo las cosas casi siempre a través de las redes sociales; pero no desde una o dos, ¡desde todas las que puede! En definitiva, si quieren conocer a alguien que está a la última en los temas tecnológicos y de la comunicación en la era digital, aquí tienen a su hombre: Francesc Sarabia.

Mantuve una interesante conversación telefónica con él y este sería un resumen aproximado de la conversación:
¿Cómo empezó tu interés por la ciencia?

De niño siempre me había gustado la biología y otras ciencias, pero en el Bachillerato me di cuenta de que las matemáticas eran mi talón de Aquiles por lo que decidí cambiar totalmente mi orientación y hacer la carrera de Bellas Artes, en la Universidad de Barcelona...

No es fácil hacerse un camino profesional desde esta carrera.

Cierto, pero aquí entró mi formación complementaria. Me especialicé en lo que es mi profesión: el diseño gráfico.

¿y la astronomía?

Había un interés hacia este tema, pero al principio era poco definido. Recuerdo, hace ya bastantes años, la catástrofe del transbordador Challenger. Me impactó en gran manera. Fue un revulsivo en mi interés hacia la Astronáutica. Además, siempre me interesó la cosmología, el origen y la evolución del Universo, etc. aunque tuvieron que pasar varias cosas más para que mi afición se consolidara.

¿Cuáles?

En primer lugar, asistí a una sesión escolar de las muchísimas que se imparten en la Agrupación y me dejó huella. Años después acudí a una sesión pública sobre Saturno que también me impresionó, pero tuvo que darse una casualidad más para tomar la decisión de hacerme socio.

¿Una casualidad?

Sí, porque en el año 2012, es decir hace solo 5 años, hacía unas prácticas de mi máster en el Banco Sabadell y para asistir, cada día caminaba desde mi domicilio y pasaba justo por delante del Observatorio de la Astronómica. Le echaba una ojeada a la cúpula y me decía: “si el tema me interesa y no está lejos de casa... ¿Por qué no hacerme socio?”

Vaya...

Así que me apunté y poco tiempo después ya era asiduo del grupo de debutantes, muy activo aquellos años. Asistía, además, con cierta periodicidad, a las conferencias de los miércoles...

De este grupo de debutantes han salido varios colaboradores...

Sí. En aquel momento Xavier Valldeperas era el coordinador del grupo, pero seis meses después lo tuvo de dejar y yo le relevé. Hacíamos salidas, observaciones , talleres, etc. Recuerdo uno de dibujo, como iniciación al dibujo astronómico, que organicé yo mismo...

El grupo perdió fuerza con el tiempo.

Primero hacíamos reuniones mensuales, después bimensuales, etc. Finalmente tuve que dejar la coordinación por motivos laborales y Jordi Argila me relevó. Pero en ese periodo aprendí mucho.

Además te incorporaste a la Junta Directiva.

Sí, de la mano de Àngel Masallé, por el hecho de ser coordinador de los debutantes, posteriormente seguí en la Junta con Xavi Puig de presidente y ahora contigo.

Explícame un poco más sobre tus áreas de interés en astronomía.

Me gusta estar al día en astronáutica, en particular sobre las sondas espaciales y los nuevos proyectos. De todas formas, lo que realmente me motiva es conocer más en cosmología, sobre el origen del universo y su evolución. Procuro estar al día a través de la web de AstroSabadell y de “Astrum”. Además soy un seguidor de varios podcasts.

¿Podcasts? ¿cuáles? Puede ser útil para nuestros lectores.

Los podcasts es una forma sencilla de seguir la actualidad. Utilizo la aplicación ivoox para bajarlos y la verdad es que puede accederse a información de gran interés.

¿Cuáles son tus favoritos?

Hay varios; por ejemplo “Radio Skylab” o, muy interesante también, “Coffee-break: señal y ruido”, así como “Astrovlog”. Estos son en castellano. En inglés escucho “Astronomy cast”. Son gratuitos, los bajas fácilmente y, por ejemplo, puedes oírlos en el coche o paseando. Algunos están muy bien realizados y aprendes mucho.

¿En qué consiste actualmente tu colaboración con la Astronómica?

En primer lugar decir que soy miembro de la Junta Directiva de la Agrupación y, desde este mismo año, soy el Secretario de la misma. Esto conlleva la redacción del acta de todas las reuniones, entre otras tareas. Hago más cosas, por ejemplo, pertenezco al grupo de trabajo que está buscando formas novedosas de financiación para la Agrupación Astronómica de hoy y del mañana y, siempre que puedo, echo una mano en temas que me son próximos profesionalmente. Por ejemplo, fui el autor del logo de la Agrupación: recuerdo el largo periodo y la multitud de bocetos que hice antes de ponernos de acuerdo. Por el contrario, el de la próxima Convención de Astronomía y el diseño del flyer publicitario de la misma fueron rápidos y en pocos intentos alcanzamos el consenso.

En cuanto a la observación ¿Qué es lo que más te gusta?

Localizar la estación espacial, la observación de planetas, desde los telescopios de la Agrupación y “pasear” por el cielo con mis prismáticos de 15x70. También tomo imágenes, pero sin ninguna complicación: con la cámara sobre un trípode y sin seguimiento. Salen cosas de gran belleza...

Eres socio desde hace poco tiempo ¿Qué aconsejarías a los nuevos?

Que no se limiten a leer “Astrum” y ver la web. Hay muchas actividades que pueden hacerse y que enriquecen el espíritu: las conferencias, apuntarse a cursos, salir a observar, acudir a los campos de observación, colaborar, asistir a sesiones públicas, apuntarse a la convención de astronomía... y mucho más.

¿Cuáles son tus proyectos?

Tengo bastantes; falta saber si tendré tiempo libre para realizarlos. Me he propuesto asistir a los Campos de Observación de proximidad que organiza la Agrupación y que coordina Emili Capella. Quiero seguir tomando imágenes, adquirir un telescopio y aprender a usar el del Observatorio de la Agrupación. Quizás me anime a aprender en alguno de los grupos de trabajo.

Pues no pierdas la oportunidad. Tienes mucho campo por delante. ¡Nos lo puedes ir contando por las redes sociales!

FXavierValldeperas

Este mes nuestro colaborador de la Astronómica es un entusiasta de las ciencias naturales en general, aunque sus intereses se expanden más allá, también hacia la pintura, el arte, la historia, etc. Sin embargo, sus motivaciones centrales son científicas, aunque creo que la palabra que mejor le podría definir es la de “naturalista” y a mí, en cierta manera, Xavier me recuerda a Linneo o Von Humboldt. De hecho me explicó que en su infancia le llamaban “bichólogo” por su interés por todo bicho, viviente o fosilizado.

Como vemos, Xavier Valldeperas ha sido siempre un entusiasta de la ciencia. De ahí que, en su día, se decidiera a estudiar Geología en la Universidad Autónoma de Barcelona. En esta decisión tuvo cierta influencia una buena profesora que tuvo de esta materia en el COU; todo ello le hizo relegar la Biología al rango de afición, aunque acabaría siendo su afición central y parte esencial de su profesión. Lo de la astronomía vino después, bastante más tarde, pero llegó con potencia, convirtiéndose, con la Geología y la Biología, en la tercera pata de su trípode motivacional.

Pero definir a Xavier como naturalista aunque es cierto, es incompleto. Porque su vocación es pedagógica. Su análisis de la naturaleza es de admiración primero, de clasificación y comprensión después para, inmediatamente, pasar a un análisis de cómo puede ser objeto de una enseñanza mejor. Entonces, el objetivo final es, en muchos casos, la enseñanza.

Hay que matizar más cosas. La enseñanza y todo en la vida, se puede hacer de muchas maneras, pero para Xavier Valldeperas de válida sólo hay una: La metodología, el orden y la secuencia correcta de las cosas. Por esta razón habla de forma pausada, pensando las palabras, midiendo qué es lo primero y qué es lo segundo para llegar inexorablemente a lo tercero. Todo ello externamente, porque las emociones viven en su interior. Ahí está el Xavier que disfruta con un fósil, una falla, un animal o con una estrella doble, aunque para disfrutarla plenamente, debe medir el ángulo de posición, reflexionar sobre cuál es la mejor manera de medirlo y en cómo podría enseñarse mejor.

Con Xavier Valldeperas mantuvimos una animada conversación telefónica hace pocos días, que trato ahora de resumir en estas páginas:

Finalizados tus estudios de Geología, ¿cuáles fueron tus siguientes pasos?

Obtuve el “Certificado de Aptitud Pedagógica”, CAP; estudié los dos primeros años de la carrera de Biología, hice varias asignaturas de Psicología en la Universitat Oberta de Catalunya y gané las oposiciones de Profesor de Secundaria. En primer lugar trabajé como colaborador docente en la Facultad de Ciencias de la UAB, después como Profesor Asociado en la Facultad de Geología y desde entonces ejerzo de profesor de Geología y Biología en Institutos de Secundaria.

Pero además hiciste el tercer ciclo de Geología...

Que completé, pero no llegué a presentar mi tesis sobre corales fósiles del Cretácico Superior...

Tus intereses sobre la naturaleza son muy variados ¿Has realizado trabajos de investigación?

Sí. He realizado diversos artículos científicos de Paleontología y he participado en congresos nacionales e internacionales. También obtuve el accésit al premio de investigación de la “Institució Catalana de Recerca”, filial del IEC, de la cual soy miembro. También soy socio de la Sociedad Española de Paleontología. Tengo un blog con imágenes y contenidos que uso en mis clases: http://blocs.xtec.cat/fotobiogeofxv/

Vaya, en definitiva, un auténtico naturalista. ¿Qué otras áreas de interés tienes?

Son muy variadas, el arte, la música, la pintura... pero la naturaleza es mi pasión.

Y ¿cómo llegaste al telescopio?

Jajajaja, seguramente a través del microscopio. Trabajé mucho con este instrumento en mis trabajos sobre corales mesozoicos...

¿Cómo empezó tu afición a la astronomía?

Al contrario de otros colaboradores de la Astronómica, mi inicio fue más tardío; hace unos 10 años. El tema me llamaba la atención y busqué las webs de varias asociaciones; me decidí por la Astronómica de Sabadell porque vi que era la más activa. Después compré un telescopio y me apunté al grupo de debutantes.

¿En qué consiste tu colaboración actual con la Agrupación?

Colaboro como monitor en las Sesiones Públicas de Observación, en particular en las del Sol. La verdad es que disfruto mucho de estas sesiones. Es una tarea muy gratificante, sea en el Auditorio o en el Observatorio. Los asistentes agradecen mucho nuestras explicaciones y en las observaciones solares, que son de carácter familiar, estoy muy pendiente de los niños. Les hago dibujar un ojo en un folio y después lo situamos al ocular del buscador enfocado al Sol. Ver como se quema el folio es mil veces más pedagógico que explicarles los riesgos de la observación solar. En estos meses que no hay manchas hay que exprimir la imaginación para hacer atractiva la observación. Las fulguraciones con el filtro de Hidrógeno Alfa son muy interesantes.
Por otra parte participo cada año, con Albert Morral y Montse Ribell, en la sesión pública en La Molina de la Universitat d’Estiu de Puigcerdà. Otra experiencia que no quiero perderme y que aconsejo a todos.

Este grupo ahora no es activo, pero lo fue mucho hace años.

Cierto. Recuerdo, entre otros socios, a Nuria Franch, Joan Faine, Mercé Correa, Aleix Puig, Dani Fernandez... en un momento determinado me pidieron que fuera el coordinador y así lo hice. Mi premisa era: “acercarme y acercar a los nuevos socios” – noto que lo explica con gran convicción y satisfacción.

¿Qué aprendizaje sacaste de la observación del cielo con el grupo de debutantes?

Muchos. Pero lo que es claro es que para ser observador astronómico tienes que ser optimista frente a las nubes y otras inclemencias y ser sacrificado con el frío y con el sueño –al teléfono oigo perfectamente sus risas al contarlo.

¿Qué pasó con el grupo?

Seguimos siendo buenos amigos pero varios de ellos, de debutantes ya no tienen nada de nada. Han evolucionado y son expertos, cada uno en su especialidad. Otros siguen disfrutando de la afición con la observación visual ocasional, como yo mismo. Pero disfrutamos en gran medida de nuestras observaciones conjuntas en el “Km 24”, Àger, desde la residencia de Mercé Correa, etc.

Ahora animamos a los interesados a participar en los campos de observación de proximidad cuando el buen cielo nos lo permite... Cuéntame cosas de tu actividad observacional. Dijiste que tienes un telescopio...

En realidad tengo dos: un Schmidt-Cassegrain de 9 pulgadas y cuarto con una montura EQ6 y un refractor de 80mm. Aunque observo menos de lo que debería, disfruto de la observación visual utilizando el libro de José Luis Comellas “Guía del Firmamento” y utilizando las cartas estelares de “Uranometria”.

Me gusta oír esto. Hoy es la etapa de los go-to y de los softwares a pie de telescopio.

A mí me gusta la observación de estrellas dobles, comparar mis estimaciones de color con las descripciones de Comellas y calcular el ángulo de posición de las estrellas con un micrómetro visual.

Magnífico. Yo te conocí en la Junta Directiva con Xavier Puig de Presidente.

Es verdad. Entré en la Junta de la mano de Àngel Massallé como vocal y continué con Xavier Puig y después contigo. Recuerdo nuestros trabajos en la preparación del Plan Estratégico, pero en los últimos meses de la anterior junta me invadía la sensación de “fallar” por no dedicarle tiempo suficiente a la Agrupación. Por eso lo he tenido de dejar este año, coincidiendo con cambios profesionales y personales.

Uno de estos últimos te ha llevado a residir en la localidad de Castellterçol. Ahí tendrás mejores cielos. ¿cuáles son tus retos de futuro?

Sin duda uno de ellos es observar más y, si puedo, animar a algunos vecinos en la observación astronómica. Espero poder colaborar más con la Agrupación en un futuro cercano.

¡Para nosotros eres un excelente colaborador!

ManelAladidEste mes nuestro colaborador compagina diversos perfiles en uno: por una parte es el tesorero de la Agrupación; un concienzudo administrador de los ingresos y los gastos. Les aseguro que esto conlleva más preocupaciones que alegrías, pero además es el coordinador de las sesiones públicas de observación y, por último, es un amante de la búsqueda de supernovas.

Nos referimos a Manel Aladid. Si quieren encontrarle, lo más fácil es acudir al observatorio de la Agrupación un viernes por la noche. Allí le verán en acción con Jordi Presa y Octavi Guillamón. Su herramienta para encontrar supernovas es nuestro telescopio de medio metro de abertura. En ocasiones no funciona del todo bien y no tiene éxito en la búsqueda, aunque parece que ahora, por fin, la reparación del telescopio está en buen camino. En otras ocasiones es el mal tiempo el que hace imposible alcanzar el objetivo. Pero eso lo único que hace es generar una mayor satisfacción cuando encuentra una supernova y si Octavi le hace después la fotometría, pues mucho mejor.

Conozco bien a Manel porque somos compañeros de Junta Directiva desde 2014 de la mano de Xavier Puig que aún no se cómo nos convenció a ambos. Pero en estas entrevistas salen a relucir cosas que no suelen tratarse en las reuniones de Junta; por ello hemos hecho una entrevista formal. Este es un resumen de lo que hemos tratado:

¿Cómo empezó tu afición a la astronomía?

Siempre he tenido curiosidad por los temas astronómicos, aunque la verdad es que en mi juventud me interesaba más la vulcanología y la tectónica de placas...

¡Eras un geólogo en ciernes!

Pero al final acabé estudiando administración y poniéndome a trabajar en un tema tan distinto como es el área laboral en una asesoría.

Una cosa es la profesión y otra muy distinta la afición...

Mi interés por la astronomía se fue acrecentando, especialmente por los planetas del Sistema Solar. Películas como «2001 una Odisea del Espacio» y «Odisea 2» fueron también estímulo para mi afición.

Pero lo tuyo más que una afición es una adicción peligrosa.

Sí y la culpa es de mi esposa. En el día de mi cumpleaños, creo que en el año 2003, me regaló un carnet de la Agrupación.

Quizás ahora lo lamenta.

No. Está encantada. Yo miraba las constelaciones a simple vista desde el patio de mi casa en Mollet del Vallés y después compré un refractor de 60 mm de abertura. Estaba enganchado con la Luna, Júpiter y Saturno. Además recuerdo especialmente la observación de los grandes cometas: Hyakutake y Hale Bopp, así como el día que vi Marte por primera vez y vi uno de los casquetes polares. ¡Magnífico! —A Manel le brillan los ojos cuando lo explica; recuerdo esos mismos ojos cuando estudia la cuenta de explotación de la Astronómica—.

¿En qué consiste tu colaboración actual con la Astronómica?

Además de ser miembro de la Junta desde 2014, como tesorero, soy el coordinador del grupo de supernovas. Además coordino las sesiones públicas de observación. Me gusta mostrar los astros al público a pie de telescopio más que explicar desde el auditorio. No puedo olvidar los nervios de las
primeras veces preparando el telescopio antes de que lleguen los asistentes, intentando que no falle nada. Después la satisfacción es muy grande con su reacción.

Voy a mencionar una anécdota que se ha repetido muchas veces. Después de explicar como funciona la sala de control, la cúpula y el telescopio, justo al iniciar la observación, las nubes aparecen y no se puede observar. La cara de decepción de los visitantes y de los monitores es grande e intentamos suplir esta situación con un mayor esmero en nuestras explicaciones La verdad es que salen muy satisfechos de las sesiones de observación y nosotros
también, tanto los operadores del telescopio como los divulgadores en el auditorio: con la sensación del trabajo bien hecho.

Y en la Agrupación ¿cómo empezaste?

Asistí a todos los cursos que pude. Recuerdo uno de astrofotografía que impartió Miguel Guillen. Adquirí una webcam y empecé a tomar imágenes de la Luna. Recuerdo también uno de CCD que organizó Xavier Puig. Las prácticas consistieron en realizar mediciones con el grupo de supernovas. Eso fue en el año 2012. Desde entonces estoy en ese grupo y no he dejado de buscarlas.

¿En qué consiste vuestro trabajo con las supernovas?

En primer lugar tomamos imágenes de las más brillantes a nuestro alcance para que en días posteriores Octavi haga la fotometría. A continuación tomamos imágenes de ciertas galaxias con el objeto de detectar alguna supernova no descubierta con anterioridad.

¿Habéis descubierto alguna?

No. Bien; eso puede pasar el día más inesperado, aunque sabéis que las probabilidades son pequeñas. Minúsculas, pero pasamos un rato magnífico y también hacemos fotometría.

¿Qué te sugiere la observación de una supernova?

Es una explosión descomunal, algo realmente espectacular que acontece en un objeto muy lejano, aunque sea un débil punto en el monitor del ordenador. Es apasionante.

En general, ¿cuáles son tus objetos astronómicos preferidos?

Mi prioridad es observar desde el observatorio de la Agrupación, sea el de Sabadell o el del Montsec. Pero también dispongo de un telescopio Newton de 20 cm de abertura con montura ecuatorial. Me encanta observar, entre otros objetos, el planeta Marte y la nebulosa anular de la Lyra.

Finalmente, ¿cuáles son tus proyectos futuros?

En lo referente a las sesiones públicas de observación, animar a más monitores y organizar más sesiones de las que ahora podemos hacer. En lo referido a las supernovas, aumentar la productividad y hacer más fotometría. Finalmente, en lo que a las finanzas se refiere ¡me gustaría gestionar un importante superávit!

Bien; todo ello está a tu alcance. ¡Manos a la obra!

AngelMassalle¿Quién no sabe quién es Àngel Massallé? Nuestro colaborador de este mes es bien conocido por nuestros asociados ya que fue el presidente de la Junta Directiva de la Agrupación Astronómica de Sabadell desde el año 2010 al 2014, pero es que, además, es un auténtico divulgador de la astronomía, un viajero incansable, amante de la naturaleza y de la Geografía de nuestro mundo: tanto de la física como de la humana. Por otra parte, hay que decir que es un auténtico embajador de la Astronómica allí donde esté, y podemos estar tranquilos, porque donde esté dejará bien el pabellón de la Agrupación.

Àngel Massallé es un hombre afable, comunicativo y su perfil encajaría con el de un ejecutivo en el que se compagina la visión empresarial con un fondo humanista. El hecho es que está organizando su jubilación como quien dirige una empresa y su agenda, con los criterios de recursos humanos hoy en boga: con una auténtica gestión del tiempo. Cuando conversas con él transmite seguridad en sí mismo y firmeza; pero a la vez capacidad de escucha, empatía y ganas de ayudar.

Mantuve una interesante entrevista con Àngel en una céntrica cafetería y este sería un resumen aproximado de la conversación:

¿Cómo explicarías, a alguien que no te conoce, quien es Àngel Massallé?

Diría que soy un coleccionista de experiencias. Me gusta hacer muchas cosas. No sé cómo explicarlo; he viajado en globo por la sabana africana, he cruzado esquiando Laponia de norte a sur, me he tirado en paracaídas desde unos 3.000 metros, he desfilado en Indonesia con motivo del 50 aniversario de la independencia del país, he sido portador de la antorcha Olímpica en Barcelona del 92 ...

¿De dónde te sientes originario?

Del planeta Tierra, el más bello de todos los que conocemos. Me gusta convivir con toda la diversidad de personas y vivir experiencias variadas. Me apasiona ver mundo, tanto la naturaleza como las distintas culturas.

Àngel contagia su entusiasmo cuando habla y, además, da poco margen para interrumpirle y preguntarle. No puedes casi hablar ni hacerle muchas preguntas; debes elegir bien lo que preguntas para canalizar la conversación.
Has hecho muchos viajes ¿qué te queda por ver y cuál ha sido tu destino favorito?

He estado en todos los continentes, excepto la Antártida. También me gustaría visitar el polo norte... pero elegir un viaje de los que he hecho me parece imposible... quizás elegiría Kenia por ser mi primer viaje de larga distancia. Hasta ese momento sólo había hecho viajes cortos, de menos de 1.000 km de distancia. Recuerdo uno de mis primeros trabajos que me permitió visitar la totalidad de las capitales españolas por motivo de hacer un estudio de mercado...

Ya que lo mencionas ¿cuál es tu formación y cuál ha sido tu profesión?

Tengo estudios superiores en Publicidad y Marketing y mi profesión se ha referido, primero, al área de la comercialización hasta llegar a la Dirección de una empresa fabricante y comercializadora de juguetes. Pero ahora soy un feliz jubilado con una apretadísima agenda...

Lo puedo atestiguar. Esta entrevista la hemos tenido que encajar entre tus viajes y actividades diversas. ¿Además de la Astronomía y los viajes, qué otras aficiones tienes?, seguro que muchas ya que eres persona de inquietudes.

Es verdad, tengo muchos intereses, desde la gestión de empresas hasta cantar espirituales negros en un cuarteto de amigos. Por desgracia, esta actividad se ha visto truncada por el fallecimiento prematuro de uno de ellos. Disfruté mucho en esta faceta, pero mi afición por antonomasia es la astronomía.

¿Cómo empezó?

Tendría unos 7 u 8 años de edad cuando en un pequeño pueblo de Aragón, limítrofe con Cataluña, contemplaba el cielo estrellado con mis amigos. Un chico, algo mayor empezó por enseñarnos las constelaciones...

... ¿y después?

Leer, asistir a conferencias en mi Terrassa natal, disfrutar de la serie de TV, "Cosmos" de Carl Sagan. Esto último me marcó y todo ello fue consolidando mi afición hasta el punto de hacerme socio de la Agrupación en 1993.

¿Cómo fueron tus primeros años en la Astronómica?

Fue una evolución bastante típica al principio. Con mi buen amigo Vicenç Ferrando asistí a varios de los cursos organizados por la Agrupación y a cursos de extensión universitaria en la Facultad de Físicas y participé en Campos de Observación. Utilizaba un Schmidt Cassegrain de 8 pulgadas y un Maksutov de 125 mm aunque mis observaciones más habituales eran desde el pueblo de mi madre, en Tolba (Huesca), con un cielo impresionante que, por cierto, no está lejos de Àger en línea recta, al otro lado del congosto de Mont-rebei –lo dice pensativo, recordando años pasados, agotando las últimas gotas de su refresco.

¿Cuáles son tus objetos preferidos en la observación?

No seré muy original en esto: la nebulosa de Orión y la galaxia de Andrómeda, sin duda dos objetos impresionantes.

Pero además te has involucrado muy directamente en la gestión de la Agrupación...

Cierto, creo que fue en 2002 cuando entré en la Junta Directiva como vocal, con Josep M Oliver de presidente. Después, de 2006 a 2010 fui Secretario, con Antoni Ardanuy de presidente, hasta que, de 2010 a 2014, me toco la responsabilidad de la presidencia... ¡son unos 12 años!

¿En qué consiste actualmente tu colaboración con la Astronómica?

En primer lugar decir que la Agrupación sabe que puede contar conmigo en lo que necesite. Ahora mismo estoy centrado en la coordinación de los viajes, siguiendo la labor que inició hace años Joaquim Ribalta. Hemos organizado viajes para observar la mayor parte de los eclipses totales de Sol, hemos visitado los grandes telescopios de Chile, de Francia, de Canarias, de Hawaii y hemos disfrutado de las auroras boreales. También estamos organizando viajes de proximidad, por ejemplo, entre otros, al observatorio del Ebro, al Centro de Astrobiología en Madrid, etc. Ahora estamos centrados en lo que será un gran acontecimiento: el eclipse total de Sol de este agosto en los Estados Unidos. ¡Tenemos ya más de 40 inscritos!

Por otra parte colaboro como monitor en las sesiones de observación ya que me gusta la labor divulgadora. Hago también por mi cuenta sesiones formativas en Colegios, aulas de la “gent gran”, Agrupaciones Astronómicas, etc. Por otra parte, represento a la Agrupación en la Fundación Masía Mariona (en recuerdo del astrónomo Rafael Patxot) y tengo una presencia activa en los medios de comunicación: unas 6 o 7 veces al año hablo de astronomía en el programa de TV “divendres” del canal autonómico TV3.

Son muchos años de vivencias y difícil te será destacar algunas...

Cierto. Quizás destacar las Convenciones, la ESOP XXXII y, especialmente, los actos del 50 aniversario de la Agrupación, que tuvieron una gran repercusión. También la adquisición y primeros pasos del telescopio del Montsec y mucho más.

Decir mucho más, en este caso, es decir poco. Has hecho una labor muy importante para el crecimiento y consolidación de la Astronómica. Finalmente, aunque pueda parecer una pregunta baladí ¿qué es lo que has podido aprender de la astronomía?

He aprendido mucho: más que conocimientos, que también, he constatado nuestra insignificancia y me ha dado recursos para relativizar las cosas, separar el grano de la paja, lo importante de lo no tan importante. Somos una mota de polvo en el Universo...

Sin duda, y en esa mota de polvo, la Agrupación cuenta con un colaborador “estrella”: Àngel Massallé.